Había una vez tres reyes magos…

Posted on Actualizado enn

Los reyes magos están de capa caída. Por lo menos en El Salvador, Santa les ha ganado el mandado.

El Evangelio no dice ni que fueran tres ni cómo se llamaban. Solo dice unos magos…. También hay que hacer notar que no llegaron dos semanas después de que el niño hubiera nacido sino que unos dos años después tomando en cuenta que Herodes mando a matar a todos los niños menores de dos años, es decir el nuevo rey estaba en el rango.

El padre José María Castillo apunta de Jesús cosas muy interesantes : “Se suele decir que Jesús nació e Belén, un pueblo que está cerca de la capital, Jerusalén (Mt 2,1; Lc 2, 4-7; Jn 7, 42). Pero ahora hay quienes piensan que lo más probable es que nació en el pueblo donde vivió su familia: Nazaret.  Porque , según parece, lo de Belén es una cosa que contaban los primeros cristianos para indicar que Jesús provenía de la familia del rey David (Rom 1, 3-4; Mc 10,47;12, 35-37; Mt 9,27; Lc 3-,31) que era de Belén (jn y, 42). Además, a Jesús le llamaban el “nazareno” (Mt 21, 11; 26, 71), por lo que parece indicar que efectivamente era de Nazaret.  (Castillo, J.M. Jesús de Nazaret el Hijo de Dios. Cuadernos Monseñor Romero. UCA Editores. San Salvador. 2005)

Entonces ¿por qué dice la Biblia que los Reyes llegaron a Belén? Hay varias conjeturas, pero lo enfoco desde el ángulo literario, el relato del nacimiento de Belén es uno de los más tardíos en incorporarse al texto bíblico, por lo que  tiene ya mucha influencia de los cuentos y leyendas  griegas, idioma que domina los evangelios. Es decir no fue escrito en el momento en que Papa Chus nació. Es un relato maravilloso con estrellas, ángeles, campanas, pastores, prodigios naturales y humanos, animales mansos, gente buena y por supuesto como todos los cuentos maravillosos… Reyes y Magos.

En la revista Contenido, Marco Almazán publicó un cuento sobre los reyes magos que yo adapté al teatro en mis días de católico fanático y alucinado. Aquí les dejo los parlamentos más puntillosos de ese texto de Almazán.

“Mucho tiempo ha pasado desde aquellos días. ¿pero qué fue de los reyes magos en todo este tiempo? ¿qué han hecho?, ¿qué cuentan? ¿cuál es su opinión de este mundo actual? La respuesta quizás no la tenga nadie más que ellos mismos.

BALTAZAR: ¿Qué hacemos?

GASPAR: Lo que te de la gana al fin y al cabo ya ni en los nacimientos nos ponen, dicen que sin nosotros el misterio sale más barato.

MELCHOR: Pues sigamos caminando

BALTAZAR: Bien caminemos

GASPAR: Esto ya parece una procesión

MELCHOR: Sí pero estar aquí parece un entierro, será mejor que caminemos…

GASPAR: ¿Hacia dónde? No.  Ya basta de caminar, yo me quedo aquí y punto…

MELCHOR: En fin ya lo único que nos puede pasar es que digan que nos hemos salido del asilo de ancianos y nos lleven…

BALTAZAR: Solo eso nos faltaría depués de la multa que nos pusieron por dejar estacionados el caballo, el camello y el elefante en la avenida central. Lo único que no me explico es que en ese sitio había por lo menos cinco carros bien paradotes y no tenían multa.

GASPAR: Sí pero eran carros de funcionarios públicos y a ellos no….

BALTAZAR: Silencio no sueltes la lengua. Debemos reconocer que estamos de capa caída. Ya muy pocos se acuerdan de nosotros. ¿Se acuerdan ustedes de años atrás el alboroto con que nos recibían los pequeños. La ilusión que les hacían nuestros juguetes sencillos, nuestras muñecas de trapo, nuestros carros de cartón y nuestras espadas de madera?

MELCHOR: Es que estamos pasados de moda…A qué niños van a interesar nuestras tonterías cuando están atiborrados de juguetes mecánicos, eléctricos, atómicos  y a control remoto? ¿Quién  va a preferir  nuestros avioncitos de hule, si en la tele anuncian un moderno proyectil teledirigido, que aunque sea de juguete funciona a control remoto, con pilas alcalinas y a base de uranio y no se vende en tiendas…

GASPAR: Y claro con la psicosis de guerra en que están los niños quién piensa en jugar, no, si hoy hasta los juguetes son de guerra. Pero la culpa la tienen los norteamericanos, esos gringos hijos de …

BALTAZAR: Ya vas tú otra vez soltando la lengua. Mirá Gaspar, lo que sucede es  que el viejo ese, el tal Santa, con sus barbas, sus botas, su panza y su traje rojo nos lleva mucha ventaja. Claro que como buen gringo sabe valerse de la publicidad. Semanas antes de venir ya sus agencias ponen anuncios en la TV en el el cine y en los diarios. Además inunda  el mundo con arbolitos disque de Canadá, focos de colores  y nieve de durapax. Su gente alquila de antemano vitrinas y escenarios y aturden al público con su jo, jo jo…jo. jo, jo, buaaaaaa…

MELCHOR: En cambio nosotros parecemos reyes, pero de Etiopía. No cabe duda que somos reyes de países subdesarrollados.

GASPAR: Pero la culpa la tiene el gobierno…

MELCHORY BALTAZAR Shhhh, amarra la lengua.

GASPAR: Hoy me van a escuchar. ¡Mire usted que eso de adelantar el aguinaldo y las dos quincenas de diciembre no nos beneficia en nada. Claro viene el tal Santa y los agarra a todos con la cartera llena. En cambio para el 6 de enero que venimos nosotros la gente ya tiene hasta las tarjetas topadas y ya no tienen ni para el camión.

BALTAZAR: No, no, no lo que ocurre es que nosotros estamos entre dos fuegos, por un lado los ateos comunistas y por el otro los capitalistas materialistas. Unos nos niegan y los otros nos desplazan.

GASPAR: Lo curioso es que ambas corrientes de pensamiento están representadas con señores con barba igual que nosotros.

BALTAZAR: Sí pero nosotros somos reyes, y en estos tiempos  de repúblicas populares y democráticas, a los reyes no nos quieren ver ni en los naipes… Estamos pasados de moda como dijo aquí el compañero, estamos de capa caída….

Así los tres viejos y reumáticos reyes magos se van por las barriadas pobres, donde todavía ponen nacimientos, donde no hay arbolitos de pino plástico, ni luces psicodélicas. Allá donde los niños todavía improvisan sus juguetes con tres palos y una caja de cartón. Después de todo recordemos que cuando llevaron oro incienso y mirra, fueron a visitar a un niño pobre en un pesebre. Así los reyes magos caminan cada navidad por los lugares y las calles donde no quiere o no puede llegar Santa Claus.

Anuncios

Un comentario sobre “Había una vez tres reyes magos…

    rosmery dayana escribió:
    noviembre 5, 2012 en 5:57 pm

    jajajja lo que me ha dado mucha riza es ez los zimzon

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s