Últimas Actualizaciones del Evento

Otros Tres relatos de Navidad (2)

Posted on

“FELIZ MALDITA NAVIDAD”

Tatiana Alemán

Feliz Navidad, hermano. Y felices 11 meses en el penal de Mariona.

Después de una semana de depresión, hoy me atrevo a contar lo que pasó el pasado martes 5 de diciembre de 2017.
Ese día se iba a realizar la audiencia contra los policías que le pusieron droga a mi hermano. Pero, en lugar de protagonizar un juicio, Daniel y yo nos vimos por tercera vez en el año.

Entré al Isidro Menéndez con ilusión y salí peor. El declive inició en la sala de espera de los testigos. A eso de las 10:00 de la mañana salí del cuarto a tomar agua. Buscando con la mirada encontré a un custodio cuidando una celda, inaccesible a los transeúntes. Perdí el miedo y me atreví a preguntarle si él estaba a cargo de Daniel Alemán. Me respondió que sí.

Le pregunté si podía verlo, pero me dijo que no. Entonces le pedí que le dijera Feliz Navidad. Que lo quería. Mientras hablaba con ese hombre, unas cadenas se movieron y alguien dijo: “Jefe, ¿puedo decirle feliz Navidad a mi hermana?”. El custodio contestó que no. Me di la vuelta y me fui llorando.

Pero lo peor estaba por venir. Cuando nos avisaron que se había suspendido la audiencia, pedí verlo en la sala. Ahí estaba él. Esposado de pies y manos, custodiado. Estaba el fiscal y personal del tribunal. No quiero describir los detalles porque cada vez que me acuerdo o lo cuento, lloro. Porque nos dijimos te amo y nos deseamos feliz maldita Navidad. Y porque, por milésima vez, le dije que a costa de mi vida lo iba a sacar de ese lugar.

Once meses ya. Once meses en donde casi lo han violado, intimidado y de todo un poco. Su proyecto de vida se ha paralizado.

Hoy te recuerdo con una de tus canciones favoritas.

Daft Punk Harder, Better, Faster, Stronger

“SÍ, VIRGINIA, PAPA NOEL EXISTE”

Juan José Guerrero

La siguiente narración es tierna, agridulce, real y los hechos relatados sucedieron en un corto lapso de la guerra interna que nos asoló durante 36 años.

Corría el mes de noviembre de 1980. En un pequeño pueblo de Alta Verapaz apareció —de la noche a la mañana— una indigente que dormía donde la oscuridad la sorprendía. Desplegaba unos cartones que le servían de cama y cobija y pernoctaba a la intemperie. Comía lo que encontraba a mano: frutas o algún obsequio.

Deambulaba por las calles hablando en solitario. Mezclaba palabras castellanas con algún idioma maya que no era q’eqchi’. Por ello, nadie le entendía algo.

El cura del lugar estaba pasando en esos días por una terrible crisis existencial. La cantidad de secuestrados y muertos en su parroquia lo había llevado al borde de la locura y había decidido dejar el sacerdocio. Sentía —me compartió años después—, que Dios lo había abandonado. Fue en aquel momento cuando apareció Rosita. Él fue quien la llamó Rosita por el parecido de su rostro al de Santa Rosa de Lima.

El cura, en un último acto de caridad, habló con sus feligreses y los organizó de tal manera que, para diciembre, Rosita tenía una ruta establecida para recibir sus tiempos de comida: Desayuno del lunes en la casa de los Pop, almuerzo de ese día en la casa de los Ramírez y así, en una sucesión de “posadas” el sacerdote le dejó asegurada su alimentación. Los días domingo Rosita almorzaba en la casa parroquial.

Muchas veces trató de comunicarse con ella pero era imposible establecer una relación verbal. La mujer aquella mantenía la mirada perdida en el horizonte y solo articulaba palabras cuando deambulaba por las calles del pueblo. No aceptaba un lugar para cobijarse en las noches. Seguía durmiendo a la intemperie.

Un día martes, al estar preparando el sacerdote lo que sería su último almuerzo en aquel lugar, vio por la ventana de la cocina que Rosita ingresaba a la parroquia llevando una bolsa de papel en la mano. Con fastidio se dirigió a la puerta diciéndole:

—¡Hoy no te toca aquí Rosita…! ¡Y todavía no he hecho el almuerzo…!

Más que hablar, el cura se expresaba en forma no verbal gesticulando con las manos. Su sorpresa fue enorme cuando Rosita, la indigente que solo hablaba consigo misma le dijo con palabras entrecortadas:

—Hoy… no… vengo… a… a… pedirte co… co… comida… pa… pa… padre, es… que hoy… una… se… se… ñora… me… me… re… ga… ló dddos pa… pa… panitos y ttt.ttt… cccomo… vos sos tan bue… no… con… migo, pppasé a re…ga… lar…te u… u…¡uno!, eees l…l… la mi… mi… taddd ddde l… l… lo que… t…t… ten…go pppa…ra co…co… ¡comer!

El impacto psicológico y espiritual fue tremendo para el clérigo. La pordiosera, la que solo tenía dos panes en su haber, había decidido regalarle la mitad de lo suyo. Él la abrazó y sollozó. Lloraron ambos. Interpretó la actitud de Rosita como un enérgico signo de los tiempos.

En los días siguientes, Rosita logró expresarse mejor y le contó su historia. Era una sobreviviente de la horrenda Masacre de Pichec (aldea de Rabinal, Baja Verapaz) y el idioma en que mejor se expresaba era el achí. Nunca supo ella cómo logró salir viva de aquel infierno (Pichec durante la masacre) y deambuló por la montaña hasta encontrar el pueblecito donde el cura se preparaba para dejar la sotana. Y por la mala. Había decidido —sintiéndose peleado con Dios—, no avisar ni al obispo.

El verdadero nombre de Rosita era Dominga y durante el exterminio de su comunidad, como mecanismo de defensa, cortó relación mental con la realidad y erró durante semanas a la buena de Dios. En la actualidad es la hermana Dominga de la Resurrección. Pertenece a una Orden religiosa contemplativa.

Me contó el cura, amigo mío de juventud, que el tamal de esa Nochebuena le supo a gloria. Tenía sabor a esperanza. Compartieron la mesa: Rosita, el sacerdote y su abuelita.

El día que Rosita habló por primera vez con el párroco, después de llorar abrazada a él, vio las maletas que el clérigo ya tenía listas para partir y en silencio, como impelida por la Eterna Presencia, las abrió y devolvió los avituallamientos a su lugar. El cura le enseñó dónde colocarlos.

Esta Navidad mi amigo sacerdote cumplirá tres años de celebrarla en la presencia del Señor y Rosita, 30 de ser monja de clausura. Después de recuperarse psicológicamente ingresó al monasterio.

Feliz Navidad a todas y todos nuestros lectores.

“SÍ, VIRGINIA, PAPA NOEL EXISTE”

En 1897, una niña de ocho años llamada Virginia escribió una carta al director del diario neoyorkino The Sun. El periódico se apresuró a publicar una respuesta, que firmaría el reportero veterano Francis Pharcellus. La carta de Virginia y la respuesta del periódico se han convertido en la pieza periodística más reproducida y citada de la Historia.

«Para nosotros es un placer responder de inmediato la comunicación de más abajo, expresando al mismo tiempo nuestra inmensa satisfacción por el hecho de que su fiel autora se cuente entre los amigos de The Sun:

Querido director:

Tengo ocho años.

Algunos de mis amigos dicen que Papa Noel no existe.

Papá dice: “Si lo ves en The Sun, existe”.

Por favor, díganme la verdad. ¿Existe Papa Noel?

Virginia O’Hanlon

115 West 95th Street.

VIRGINIA, tus amiguitos están equivocados. A ellos les ha afectado el escepticismo de una era escéptica. No creen salvo en lo que ven. Piensan que algo no es posible si sus pequeñas mentes no son capaces de entenderlo. Todas las mentes, Virginia, sean de hombres o niños, son pequeñas. En este gran universo nuestro, el hombre es un mero insecto, una hormiga, en su intelecto, si lo comparamos con el mundo sin fronteras que le rodea, si lo medimos según la inteligencia capaz de aprehender toda la verdad y todo el conocimiento.

Sí, VIRGINIA, existe Papa Noel. Ciertamente él existe igual que existen el amor, la generosidad y la devoción, y sabes que éstos abundan, dando a tu vida las mayores bellezas y alegrías. ¡Ay! ¡Cuán aburrido sería el mundo si no existiese Papa Noel! Sería igual de aburrido como si no existiesen VIRGINIAS. No habría fe infantil, ni, por tanto, poesía, ni romance para hacer tolerable esta existencia. No tendríamos placeres, excepto los de los sentidos y la vista. La luz eterna con la que la infancia llena el mundo se extinguiría.

¡No creer en Papa Noel! ¡Entonces tampoco deberías creen en hadas! Podrías pedir a tu papá que contratase hombres para vigilar todas las chimeneas la noche de Navidad para atrapar a Papa Noel, pero incluso si no viesen a Papa Noel descender por alguna, ¿qué demostraría eso? Nadie ve a Papa Noel, pero eso no prueba que no exista Papa Noel. Las cosas más reales en el mundo son aquellas que no pueden ver ni niños ni hombres. ¿Has visto alguna vez hadas bailando sobre el césped? Por supuesto que no, pero no hay ninguna prueba de que ellas no estén allí. Nadie es capaz de concebir ni de imaginar todas las maravillas que permanecen ocultas ni las que permanecerán para siempre en el mundo.

Rompes el sonajero de un bebé y ves lo que produce el ruido dentro, pero hay un velo que cubre el mundo oculto que ni el hombre más fuerte, ni incluso la fuerza unida de todos los hombres más fuertes de todos los tiempos, podrían romperlo. Sólo la fe, la poesía, el amor, el romance, pueden descorrer esa cortina y ver y contemplar la belleza sobrenatural que se oculta detrás. ¿Es todo real? Ah, VIRGINIA, en todo este mundo no hay nada real y perdurable. ¡Ningún Papa Noel! ¡A Dios Gracias! Él vive, y vive para siempre. Mil años a partir de ahora, no, diez veces diez mil años a partir de ahora, él continuará alegrando los corazones de la infancia.»

Anuncios

Adiós a Pánfilo…

Posted on

panfilo

Este contenido fue publicado en http://www.diariocolatino.com/adios-a-panfilo/

Por Álvaro Darío Lara, a quien agradezco sus finezas y estas hermosas palabras. No sabía de esta publicación hasta que el mismo poeta me informó de ella. Gracias amigo. 

Álvaro Darío Lara

Escritor y poeta

 

Semanas atrás nos enteramos del desaparecimiento físico del gran actor, locutor, músico, y cómico radial –por excelencia- Mauricio Bojórquez (1940-2017), conocido muy ampliamente en el país, con el nombre artístico de “Pánfilo a Puras Cachas”, con el que naciera, en 1966, en la popular estación YSKL.

Inseparable de la carrera de Pánfilo, fue su esposa, María Teresa Yanes Moreira,  fallecida en  1995, la inolvidable “Doña Terésfora”, con quien además, hizo pareja en el mundo de la farándula, integrando un formidable dúo radial, que se mantuvo al aire –diariamente- por 35 años. Los Bojórquez-Yanes formaron una familia de artistas, que nunca descansaron en la creación de numerosos proyectos personales y colectivos, dentro del gremio de humoristas y héroes circenses.

En 1980, sufrieron un terrible accidente automovilístico, cuando se dirigían -en sus ya famosas “caravanas artísticas”- hacia Guaymango, en el occidente de El Salvador. El saldo fatal fue la muerte de su pequeña hija, Yhoshabeth  de apenas 11 años. Todo el resto de la familia obtuvo severos golpes, que marcaron  la salud y el ánimo, principalmente de la pareja, para el resto de sus días.

En honor a la niña, los Bojórquez-Yanes, fundaron un circo, al que bautizaron con su nombre. Así, recorrieron el país, que iniciaba uno de los capítulos más violentos de su historia. Pese al clima de guerra que prevalecía y del cual también ellos y sus empleados fueron víctimas, el circo se mantuvo muy activo, brindando alegría y sano esparcimiento a los salvadoreños.

Yo recuerdo con mucho cariño a estos personajes, pioneros de los programas de entretenimiento y variedades dentro de la radio y televisión nacional. Salvadoreños luchadores, poseedores de una de las vocaciones más nobles: la de llevar diversión y esperanza, sobre todo, a los más humildes. Sus festivas intervenciones, cargadas de humor blanco, de fecunda creatividad, de optimismo, nos divirtieron por décadas.

Pánfilo, el de la voz “aguda y gangosa”. Porfiado. Desesperando a doña Terésfora, que con su personalidad artística de corrección y decencia, fracasaba constantemente ante el alocado Pánfilo, siempre dispuesto a contrariarla, de la manera más risible.

Con ellos, finalizó una época de oro, donde el humor radial y televisivo se apoyaba en el legítimo y natural talento. No en el grotesco insulto; en el bajísimo doble sentido; en la mofa sexual, cruda y ofensiva, que caracteriza, ahora, a quienes, sin ninguna formación ni profesional  ni ética, son instalados por las irresponsables empresas de comunicación, al frente de un micrófono.

Decía nuestro recordado  Álvaro Menén Deselal, que a diferencia de otras partes del mundo, que cuentan con un accesible, pero elaborado humor, nosotros, por desgracia, construimos  el humor sobre el vulgar apodo, sobre la deformidad física, sobre  las penas  y miserias de los otros.  Humor cruel, por quienes padecen y reproducen, insensatamente, la crueldad.

Ahora, que Pánfilo, se ha reunido, con su amada “Doña Semaforita” – como él le decía- , que su digno ejemplo, nos siga iluminando y haciéndonos  reír, aun, en medio del presente infortunio.

Audacias desde 1948. Audaz de Apastepeque un sueño hecho realidad

Posted on

Estimados amigos, como hoy los de Apastepeque estamos de moda, debido a la gran hazaña que se logró el pasado domingo 11 de junio de 2017, donde el equipo de fútbol representativo de la ciudad CD. Audaz, ganó por primera vez en la historia apastepequense su ascenso a la primera división de futbol, después de 69 años de lucha, quiero contarles  ¿QUIÉNES SOMOS?, ¿DE DÓNDE VENIMOS? Y ¿DE QUÉ ESTAMOS HECHOS?.

¿Quiénes somos?
Somos de la raza YAQUI-PIPIL, de una raza de poetas, campesinos, agro-nomos, comerciantes, pintores, locutores, investigadores, deportistas, científicos, profesores, escultores, músicos, cantantes, abogados, filósofos, sociólogos, filántropos, políticos, militares, religiosos, periodistas, comunicólogos, “mercadólogos”, arquitectos, policías, doctores, maestros, licenciados, ingenieros, tecnólogos, técnicos y empresarios. Uffffffff Eso somos.

¿De dónde venimos?
De una tierra humilde, de una tierra de principios y valores fundamentados, de una tierra de hombres y mujeres de bien, de una tierra de héroes, de una tierra fértil.

¿De qué estamos hechos?
De un barro color naranja y muy templado. Estamos hechos de gallardía, honor, humildad, tenacidad, valor, disciplina, coraje, dignos y amor por lo nuestro, por nuestra identidad.

Aquí un poquito de la historia de mi ciudad.
Apastepeque. “Esta antiquísima y precolombina población de origen YAQUI O PIPIL, contenía originalmente dos pueblos: APASTEPEQUE propiamente dicho y SAGUAYAPA.

APASTEPEQUE, en idioma náhuatl significa “Cerro del Alabastro”, pues proviene de Apast, Alabastro; y Tepec, Cerro.” (Alabastro= Piedra caliza transparente y poco dura) SAGUAYAPA significa “Ríos de Ranas y Arenas”, pues procede de las raíces Sa o shal, Arena; guay, Rana (batracio sagrado entre los antiguos Toltecas); apan, Río, Laguna. Estos pueblos gemelos, se dice que estaban separados por una calle de 5 metros de ancho, que es la que actualmente pasa al norte de la iglesia parroquial Santiago Apóstol, la Calle Raymundo Lazo, en LA PARTE NORTE ERA OCUPADA POR SAGUAYAPA Y LA PARTE SUR POR APASTEPEQUE. Santiago Apastepeque y su parcialidad San Sebastián Saguayapa.

En diciembre del año 1685 citaron a los Alcaldes de Apastepeque y al de Saguayapa, para practicar la mesura (medición) de la Finca de Santa María Magdalena Zizimico, por haberse quemado el primitivo título en un incendio de la casa de la hacienda.”

Partiendo de esa medición, nuestra ciudad tuvo en el año 2008, en forma registrada 400 años de fundación como asentamiento Pipil, ya que lo consultado únicamente hace referencia al año 1576, con la venida de los españoles al cacicazgo de Apastepeque y Saguayapa, estos estaban constituidos por 83 españoles, 200 ladinos y 1164 indios.

Sin embargo, otros datos dicen que APASTEPEQUE FUE FUNDADO EL 15 DE ENERO DE 1543, con la llegada de los españoles, pero, por datos obtenidos en el departamento de arqueología de SECULTURA; y por restos de piezas encontradas se cree que el cacicazgo de Apastepeque, existió en el lugar probablemente en el año 600 al 1560 d.C.

En la ciudad de Apastepeque  se destacan: LA LAGUNA DE APASTEPEQUE, RIO ISMATACO, IGLESIA COLONIAL, PARQUE CENTRAL, PARQUE EL TRIÁNGULO, CANCHITA DE SAN FRANCISCO, LA CAÑA DE AZÚCAR, LAS MOLIENDAS, entre otros de no menos relevancia.

Por otra parte, sería injusto de mi parte si no saludo a todos los habitantes que tienen el gran honor, de ser apastepequenses de corazón, tanto del casco urbano como de su zona rural, me refiero a los pobladores de : Calderas, Cotumayo, El Guayabo, Las Minas, San Felipe, San Jacinto, San José Almendro, San Juan de Merino, San Nicolás y San Pedro, porque todos son apastepecanos y todos celebramos con júbilo el ascenso de nuestro equipo mimado CD. AUDAZ. Cuyo timonel fue claro en decir que NO VENDERÁ LA CATEGORIA, y que continuará apoyando el deporte a costa de las muchas adversidades que se le han presentado.

TÍTULO DE VILLA.
Apastepeque, se hizo acreedor al título de villa durante la administración del Mariscal de Campo don Santiago González y se le otorga tal rango por decreto legislativo de 10 DE FEBRERO DE 1874 y para el año 1890 tenía una población de 5,080 habitantes.

TÍTULO DE CIUDAD
Siendo Presidente de la República el ciudadano don Carlos Meléndez, se confirió a la villa de Apastepeque el título de ciudad, por Decreto Legislativo del 20 DE MAYO DE 1916.
Apastepeque tiene una extensión territorial de 120.56 kilómetros cuadrados, tiene una población de más de 18 mil habitantes y se encuentra a 590 metros de altura sobre el nivel del mar y se encuentra a una distancia de 58 kilómetros de San Salvador.

Las fiestas patronales son celebradas del 15 al 25 de julio en honor a Santiago Apóstol.
Oh Apastepeque, cuan orgullosos estamos de ser “cubanos” (sobrenombre de los apastepecanos).

Que viva Club Deportivo Audaz, su presidente don Juan Pablo Herrera Rivas, su Vicepresidente Dr. Alberto Flores, Cuerpo técnico, jugadores, todos sus colaboradores y a su noble afición. Que viva Apastepeque.

Por: Lic. Santos Vidal Palacios. Ma.
Comunicólogo y mercadólogo.

El Kremlin ha vuelto

Posted on

La avanzadilla rusa toma posiciones en América Latina con negocios en varios países, apoyo petrolero a Cuba y hasta la restauración del Capitolio de La Habana. Trump, mientras, mira hacia otro lado con indiferencia.

El Kremlin ha vuelto

Después de décadas de intenso contacto, los rusos dejaron escasas huellas en Cuba. Algunos jóvenes con el nombre de Vladimir o Natacha y las matrioskas decorando unas pocas salas son los últimos vestigios de aquella relación. Sin embargo, en los últimos años los vínculos entre La Habana y Moscú han ganado fuerza. El Kremlin ha vuelto.

Rusia lleva tiempo desembarcando en América Latina de la mano de esos mismos Gobiernos que reclaman en los foros internacionales por un mayor respeto a la soberanía y a “la libre elección de los pueblos”. Sus líderes populistas, en parte para molestar a Estados Unidos, hacen alianzas con Vladimir Putin bajo la premisa de que “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”.

 Ese tipo de asociación permitió al Palacio de Miraflores, en Venezuela, pertrecharse con 5.000 sistemas de defensa aérea portátil (Manpads, por sus siglas en inglés), según un documento publicado recientemente por la agencia Reuters. El arsenal comenzó a acumularse en la época del fallecido presidente Hugo Chávez, pero resulta ahora más peligroso en medio de la inestabilidad política que hace tambalearse a Nicolás Maduro.

En Centroamérica, Nicaragua funciona como la puerta de entrada para la voraz superpotencia. Daniel Ortega cuenta con medio centenar de tanques de combate enviados por Moscú y su territorio sirve de emplazamiento para asesores militares rusos. El corrupto sistema en que ha derivado el sandinismo crea un escenario propicio para las ansias de expansión del exoficial del KGB.

Esta vez, Moscú se ha quitado la máscara ideológica que envolvía sus ansias geográficas

Sin embargo, La Habana sigue siendo el principal aliado en este lado del mundo. La suspicacia que surgió entre ambos países, tras el desmembramiento de la Unión Soviética y la llegada al poder de Boris Yeltsin, se ha ido despejando. Con Putin al mando, algo de aquella URSS ha renacido y los vínculos diplomáticos vuelven a estrecharse.

En la barriada de Miramar, al oeste de la capital cubana, la embajada de Rusia parece haber ganado en importancia en el último lustro. Con la forma de una espada clavada en el pecho de la ciudad, la construcción es llamada jocosamente “la torre de control”, desde donde la severa madrastra escruta todo lo que ocurre en su antiguo y añorado dominio.

Rusia acaba de sacar del atolladero a Raúl Castro tras el recorte de los envíos petroleros desde Caracas. En los años del idilio con Chávez, Cuba recibió unos 100.000 barriles diarios de crudo venezolano, pero en los últimos meses esa cantidad se ha reducido en más de un 40%. El Gobierno se vio obligado a recortar la entrega de combustible a los vehículos del sector estatal y restringir la venta de gasolina premium o especial.

La petrolera rusa Rosneft ha llegado en auxilio de Castro y se comprometió a proveer a la Isla con 250.000 toneladas de petróleo y diésel, unos dos millones de barriles. La operación de salvamento deja un reguero de dudas sobre la forma en que la Plaza de la Revolución pagará a Moscú, en medio de la falta de liquidez y de la recesión que padece el país.

Rusia está recibiendo en la zona información de inteligencia que la hará “más grande otra vez”

Se le suman a las señales alarmantes el hecho de que en los últimos días el hijo del presidente cubano, el coronel Alejandro Castro Espín, se reunió con el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev para abordar la cooperación entre ambas naciones en la esfera de la seguridad informática. En 2014, el delfín había firmado en Moscú un memorando de cooperación en el área de inteligencia.

El reencuentro entre los viejos aliados lo ha sellado un gesto simbólico. Rusia se está ocupando de la reparación de la cúpula del Capitolio de La Habana a la que cubrirá con piedra natural, nuevas planchas de bronce y láminas de pan de oro que relucirán bajo el sol tropical. Un desafiante mensaje dirigido directamente a Washington, la ciudad donde se erige el hermano -casi gemelo- del imponente edificio cubano.

Mientras la avanzadilla rusa se despliega en varios puntos de América Latina, Donald Trump mira hacia otro lado. Envuelto en el escándalo de una posible interferencia de Putin en las elecciones que favoreció su llegada a la Casa Blanca, el magnate se muestra más interesado en el Medio Oriente o en levantar un muro fronterizo con México que en acercarse a esa región que discurre más allá del Río Bravo.

Su indiferencia se evidencia no solo en sus palabras. El mandatario estadounidense acaba de proponer sustanciales recortes presupuestarios a la asistencia proporcionada a todos los países del continente, una postura que contrasta con el terreno que gana el Kremlin en la esfera económica y militar, apuntalando regímenes autoritarios y decadentes. La Guerra Fría está renaciendo en tierras latinoamericanas.

Pero esta vez Moscú ha vuelto sin aquella máscara con la que envolvía sus ansias geopolíticas y que adornaba con frases al estilo del “apoyo a los proletarios del mundo” o “la desinteresada ayuda al desarrollo de las naciones más pobres”. Ahora muestra una diplomacia más descarnada y directa. No está dispuesta a subsidiar sino a comprar. No se esconde ya bajo el ropaje ideológico, sino que se exhibe con ese crudo pragmatismo que rezuma el capitalismo que terminan por hacer los comunistas.

Si una vez perdió posiciones y debió refugiarse -puertas adentro de su propio orgullo- para lamerse las heridas, ahora Rusia quiere apurar el paso y recuperar el terreno perdido en América Latina. Sabe que cuenta con aliados en la región dispuestos a saltarse todos los considerandos éticos y patrióticos para ayudarla a plantar cara a los Estados Unidos. Debe apurarse, porque muchos de esos compadres cada día se vuelven más impresentables.

Sus compinches de este lado necesitan a un Moscú que les provea de armamentos y les cuide las espaldas en los organismos internacionales. Lo ven como un fornido oso dispuesto a enseñarle los dientes a Washington todas las veces que haga falta. A cambio, le están dando posicionamiento en el terreno, información de inteligencia y la calculada fidelidad de quien espera mucho a cambio. Ellos sueñan con hacer a Rusia “grande otra vez”.

Yoani Sánchez es periodista cubana y directora del diario digital 14ymedio.

Tomado de http://elpais.com/elpais/2017/05/25/opinion/1495728138_365816.html?id_externo_rsoc=FB_CC

MIDA LA EFECTIVIDAD DE SUS REDES SOCIALES Y SU E MARKETING: ROI

Posted on

Tomado de

Andrés Venegas Piedrahita

 

“Return On Investment, The earning power of assets measured as the ratio of the net income (profit less depreciation) to the average capital employed (or equity capital) in a company or project. Expressed usually as a percentage, return on investment is a measure of profitability that indicates whether or not a company is using its resources in an efficient manner” (BusinessDictionary.com, 2016)

Para los Marketers el ROI sigue siendo un reto superior o un mundo desconocido, incluso no entienden la importancia de este, de su formulación básica para calcular el rendimiento de cada inversión (Emailmanager, 2013). El ROI es mucho más que una herramienta de cálculo o método financiero, este nos puede ayudar a súper retos de mediciones más comunes, saber que medir y cuando, tamizando los datos para identificar las variables clave que afectan el rendimiento de la inversión.

Se podría decir que es un parámetro muy útil para cuantificar en cuanto a resultados, adicionalmente encontrando el ROI en mercadeo y ventas nos permite determinar la inversión y cuanto de esto se retorna a la organización. Un estudio realizado por la universidad de Columbia – Business School encontró que los Marketers saben la importancia del marketing ROI sobretodo en la era del Big-Data, sin embargo estos no saben cómo calcularlo o simplemente no lo implementan dado que creen que solo calculando el aumento de seguidores o manejando las audiencias ya están realizando un marketing ROI (4imprint , 2014).

Dado que los Marketers o las agencias digitales construyen las métricas o más específicamente entregan los resultados según el número de seguidores, clicks y likes que generan las campañas. Estos solo sirven para medir los resultados de cada compaña o los objetivos planteados en términos de exposición, interés e involucramiento de los consumidores, clientes o potenciales, pero estas no están enfocadas a los costes e ingresos monetarios. Los cuales son los que miden realmente el beneficio de cada campaña ( PuroMarketing, 2013). “Los likes y los clicks no son ventas ni nuevos clientes”

Algunos de los resultados puntuales del estudio realizado por la universidad de Columbia – Business School son; el 31% de los encuestados dijeron que creen que la simple medición de la audiencia a la que se ha llegado es “retorno de la inversión”. Además, el 57% no están basando sus presupuestos de marketing en ningún análisis de retorno de la inversión , y el 28 % todavía están basando los presupuestos de marketing en los instintos viscerales (4imprint , 2014).

Es por esto que se debe calcular el ROI, para lograr cuantificar económicamente si las campañas realizadas están teniendo el éxito monetario esperado. Con esto podemos evaluar en detalle cuanto ha generado cada peso que hemos invertido. Para calcular el ROI dentro de las campañas digitales se deben medir los costos y las ventas en función de un tiempo determinado y de una atribución de fuente de tráfico (Beattie, 2016).

En diversas investigaciones y artículos he encontrado diferentes pasos para realizar una medición del ROI eficiente (Martínez, 2014) (Kehrer, 2015) (Evergage, 2015) (DeMers, 2014), desde mi punto de vista son seis (6) los pasos con los que lograremos una medición del ROI exitosa.

Identificar que es el marketing ROI y que significa este para la organización.

Con este punto se busca que todos los colaboradores estén alineados con los objetivos y el significado del marketing ROI para que todos puedan estar enfocados en alcanzar o lograr un mismo objetivo.

Conectar los KPIs (Key Performance Indicator – Organizations use KPIs to evaluate their success at reaching targets) (Klipfolio Inc, 2016)

Esta es tal vez una de las medidas más importantes a llevar a cabo dado que se determina un objetivo general y se desglosa en KPIs mucho más específicos, los cuales serán los que se cuantificarán. Como por ejemplo; Número de seguidores, ventas, tiempo en la página, entre otros.

Poner objetivos medibles y realistas

Después de tener los KPIs definidos se deben establecer las métricas más apropiadas. A medida que se adquiera mayor información se deben crear objetivos mucho más retadores y agresivos, pero siempre pensando en que sean medibles y realistas. Es aconsejable realizar una línea de tiempo como guía para tener una frecuencia de medición constante rigurosa, esto se puede realizar de manera simple.

Medición de resultados

Hoy en día es mucho más fácil medir los resultados dadas las herramientas que podemos encontrar en internet, dado que esto nos permite facilitar la recopilación de datos en internet. Una de las más recurrentes es google Anlytics. Esta nos permite extraer datos como paginas visitas, número de visitantes. También podemos encontrar unas más específicas como los son: Klout, Peer Index, Hoot suite Pro, Eloqua, admetricks o Optify.

Interpretación de los resultados

En este punto se comprueba si las acciones llevadas a cabo están siendo exitosas o si se debe modificar la estrategia digital. Esto se logra realizando una verificación de los objetivos KPIs y los resultados esperados.

Comprobación de la estrategia de marketing digital

En la comprobación se debe mirar si el plan de marketing digital está funcionando o no. Si este ha logrado cumplir las metas esperadas o si por lo contrario si estos no han sido los esperados se debe revisar porque no se lograron las metas o cambiar de estrategia. Para poder tomar decisiones cada vez más oportunas se debe contar con una DATA más robusta y poderosa con el fin de tomar decisiones asertivas e incluso para justificar el porqué del presupuesto requerido.

Las campañas digitales con contenidos irrelevantes, horarios inadecuados y la falta de comprensión acerca del ROI, puede hacer mostrar esta rama del marketing poco satisfactoria. Sin embargo las campañas bien realizadas, segmentadas y con contenidos relevantes pueden tener un gran éxito y con alto retorno de inversión (Bernal, 2013).

Desde mi punto de vista dentro del marketing de contenidos o digital, calcular el retorno de inversión es la mejor forma de tomar decisiones, rápidas y oportunas para no desperdiciar recursos. Cuando se diseña una estrategia de marketing online, el ROI es lo primero que se debe empezar a medir, dado que con esto podemos controlar cada uno de los objetivos propuestos, saber si la estrategia propuesta es la correcta, de no serlo sabremos qué camino debemos tomar o reforzar para lograr tener un mayor retorno de la inversión, volviendo este en un 100% de retorno.

Teniendo un alto conocimiento sobre el ROI los empresarios y profesionales del marketing sabrán cómo identificar el rendimiento del negocio, visualizar fácilmente el futuro, logrando realizar los cambios pertinentes con el fin de reducir costos y optimizar las ventas (Emailmanager, 2013). La mejor forma de amortizar el ROI es el tiempo, es por esto que la estrategia digital o de contenidos debe estar proyectada a términos de mediano y largo plazo, logrando crear una audiencia fiel que siempre nos ayude a tener mejores resultados mes a mes. Es normal que una estrategia digital genere beneficios negativos en términos monetarios los primeros meses pero con una estrategia definida, medible y con dedicación hará que vayamos mejorando y viendo los resultados esperados (Villacampa, 2015).

Bibliography

4imprint . (2014, 02 06). 4imprint . Retrieved 04 26, 2016, from 4imprint : http://info.4imprint.com/blue-paper/calculating-ro…

Beattie, A. (2016). INVESTOPEDIA. Retrieved 04 27, 2016, from INVESTOPEDIA: http://www.investopedia.com/articles/personal-fina…

Bernal, A. (2013, 03 14). Adinteractive. Retrieved 04 27, 2016, from Adinteractive: http://www.adinteractive.co/blog-adinteractive/la-…

BusinessDictionary.com. (2016). BusinessDictionary.com. Retrieved 04 26, 2016, from BusinessDictionary.com: http://www.businessdictionary.com/definition/retur…

DeMers, J. (2014, 08 15). Forbes. Retrieved 04 26, 2016, from Forbes: http://www.forbes.com/sites/jaysondemers/2014/08/1…

Emailmanager. (2013, 12 4). Emailmanager. Retrieved 04 26, 2016, from Emailmanager: https://www.emailmanager.com/es/blog/1/1534/el-roi…

Evergage. (2015, 06 15). Evergage. Retrieved 04 26, 2016, from Evergage: http://www.evergage.com/blog/3-ways-how-monitor-ro…

Kehrer, D. (2015, 07 29). Forbes. Retrieved 04 27, 2016, from Forbes: http://www.forbes.com/sites/jpmorganchase/2016/04/…

Klipfolio Inc. (2016). Klipfolio Inc. Retrieved 04 27, 2016, from Klipfolio Inc: https://www.klipfolio.com/resources/kpi-examples

Martínez, L. M. (2014). DMTrends. Retrieved 04 27, 2016, from DMTrends: http://digitalmarketingtrends.es/la-importancia-de…

PuroMarketing. (2013, 09 25). PuroMarketing. Retrieved 04 27, 2016, from PuroMarketing: http://www.puromarketing.com/10/18129/para-como-op…

Villacampa, Ò. (2015, 04 28). Ondho. Retrieved 04 28, 2016, from Ondho: https://www.ondho.com/el-roi-en-el-marketing-de-co…

 

Los reyes magos, ayer y hoy 2007-01-05

Posted on Actualizado enn


 La imagen puede contener: una persona

Por Leonardo Boff

En Koinonia

En el Segundo Testamento hay dos versiones del nacimiento de Jesús. Una, del evangelio de Lucas, culmina con la adoración de los pastores. Otra, del evangelio de Mateo, se concentra en la adoración de los tres reyes magos. La lección es: judíos y paganos, cada uno a su modo, encuentran a Jesús.

Las Escrituras judeocristianas dejan claro que Dios no se reveló sólo a los judíos. Antes de que surgiera el pueblo de Israel con Abraham, se reveló a Henoc, a Noé, a Melquisedec, después a Balaán, y al rey Ciro. Los reyes magos pertenecen a este grupo. ¿Quiénes eran?

Eran astrólogos venidos probablemente de Babilonia. En aquel tiempo, astronomía y astrología caminaban juntas. Cierto día estos sabios descubrieron una extraña conjunción de Júpiter con Saturno, que los aproximaba de tal forma que parecían una única gran estrella, sobre la constelación de Piscis. Desde el tiempo de Kepler (+1630) los cálculos astronómicos han mostrado que, efectivamente, en el año 6 antes de Cristo (fecha del nacimiento de Cristo según el calendario corregido) tuvo lugar tal conjunción. Para los sabios de la época, este hecho tuvo una gran significación. Júpiter, en la lectura astronómica de aquel tiempo, era el símbolo del Señor del mundo. Saturno era la estrella del pueblo judío. Y la constelación de Piscis era el símbolo del final de los tiempos. Los sabios babilónicos lo interpretaron así: en el pueblo judío (Saturno) nacerá el Señor del mundo (Júpiter) inaugurando el final de los tiempos (Piscis). Por eso se pusieron en camino para rendirle homenaje. Siempre hubo en la historia de los pueblos personas simples o sabios que se pusieron en camino a la búsqueda de salvación, o sea, de una totalidad integradora. Dios salió a su encuentro en sus modos de ser y de pensar.

Pero, ¿por qué se pusieron en camino para buscar a Jesús? Porque, según la comprensión de los cristianos, Jesús es un principio de orden y de creación de una gran síntesis humana, divina y cósmica. Cuando dan el título de “Cristo” a Jesús, quieren expresar esta convicción. Esta síntesis se encuentra también en otras religiones bajo otros nombres: Sabiduría, Logos, Iluminación, Buda, Tao… Éstos son los “ungidos y consagrados” (significado de la palabra “Cristo”) para ser un centro de atracción y unificador de todo lo que hay en el cielo y en la tierra. Cambian los nombres, pero el sentido es siempre el mismo.

Nuestra realidad, por su parte, es contradictoria. Contiene elementos simbólicos y elementos diabólicos, verdad y falsedad, bondad y maldad. ¿Cómo podemos distinguir un aspecto del otro? ¿Cómo crear un orden superior que sobrepase estas contradicciones? Necesitamos un Centro ordenador y animador de una síntesis personal, social y también cósmica.

Los evangelistas usaron el fenómeno astronómico para presentar a Jesús como aquel Señor del Universo que viene bajo la forma de un niño para unificar todo. Esa Energía es divina, pero no exclusiva. Se expresa bajo muchas formas históricas. En Jesús, el Cristo, adquirió una concretización que movilizó a otras culturas con sus sabios venidos de Oriente.

Todos los caminos llevan a Dios y Dios visita los suyos en sus propias historias. Todos están en busca de aquella Energía que se esconde en el significado de la palabra Cristo. Ese encuentro con la Estrella produce hoy, como produjo ayer, alegría y sentimiento de integración. Habrá siempre una estrella en el camino de quien busca. Por eso, lo importante es buscar con la mente siempre despierta a los símbolos, como los reyes magos.

Autovaloración: cuento “El verdadero valor del anillo”

Posted on

 

Érase una vez un joven que acudió a un sabio en busca de ayuda.

 

-Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo ganas de hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo hacer para que me valoren más?

 

El maestro, sin mirarlo, le dijo: «Cuánto lo siento, muchacho. No puedo ayudarte, ya que debo resolver primero mi propio problema. Quizá después…». Y, haciendo una pausa, agregó: «Si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este tema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar».

 

-E… encantado, maestro -titubeó el joven, sintiendo que de nuevo era desvalorizado y sus necesidades postergados.

 

-Bien -continuó el maestro. Se quitó un anillo que llevaba en el dedo meñique de la mano izquierda y, dándoselo al muchacho, añadió-: Toma el caballo que está ahí fuera y cabalga hasta el mercado. Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda. Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible, y no aceptes menos de una moneda de oro. Vete y regresa con esa moneda lo más rápido que puedas.

 

El joven tomó el anillo y partió. Apenas llegó al mercado, empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes, que lo miraban con algo de interés hasta que el joven decía lo que pedía por él.

 

Cuando el muchacho mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le giraban la cara y tan sólo un anciano fue lo bastante amable como para tomarse la molestia de explicarle que una moneda de oro era demasiado valiosa como para entregarla a cambio de un anillo. Con afán de ayudar, alguien le ofreció una moneda de plata y un recipiente de cobre, pero el joven tenía instrucciones de no aceptar menos de una moneda de oro y rechazó la oferta.

 

Después de ofrecer la joya a todas las personas que se cruzaron con él en el mercado, que fueron más de cien, y abatido por su fracaso, montó en su caballo y regresó.

 

Cuánto hubiera deseado el joven tener una moneda de oro para entregársela al maestro y liberarlo de su preocupación, para poder recibir al fin su consejo y ayuda.

 

Entró en la habitación.

 

– Maestro -dijo-, lo siento. No es posible conseguir lo que me pides. Quizás hubiera podido conseguir dos o tres monedas de plata, pero no creo que yo pueda engañar a nadie respecto del verdadero valor del anillo.

 

– Eso que has dicho es muy importante, joven amigo -contestó sonriente el maestro-. Debemos conocer primero el verdadero valor del anillo. Vuelve a montar tu caballo y ve a ver al joyero. ¿Quién mejor que él puede saberlo? Dile que desearías vender el anillo y pregúntale cuánto te da por él. Pero no importa lo que te ofrezca: no se lo vendas. Vuelve aquí con mi anillo.

 

El joven volvió a cabalgar.

 

El joyero examinó el anillo a la luz del candil, lo miró con su lupa, lo pesó y luego le dijo al chico:

 

– Dile al maestro, muchacho, que si lo quiere vender ya mismo, no puedo darle más de cincuenta y ocho monedas de oro por su anillo.

– ¿Cincuenta y ocho monedas? -exclamó el joven.

– Sí -replicó el joyero-. Yo sé que con tiempo podríamos obtener por él cerca de setenta monedas, pero si la venta es urgente…

 

El joven corrió emocionado a casa del maestro a contarle lo sucedido.

 

– Siéntate -dijo el maestro después de escucharlo-. Tú eres como ese anillo: una joya, valiosa y única. Y como tal, sólo puede evaluarte un verdadero experto. ¿Por qué vas por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor?

 

Y, diciendo esto, volvió a ponerse el anillo en el dedo meñique de su mano izquierda.