¿Listos para la universidad en línea?

Posted on

Mercedes Seeligman | Viernes, 19 Febrero 2016   

Publicado en   http://www.contrapunto.com.sv/opinion/columnistas/listos-para-la-universidad-en-linea

La noticia de haberse lanzado el Programa Universidad en Línea Educación a Distancia el pasado 19 de enero por el presidente de la República, Prof. Salvador Sánchez Cerén, si bien es motivo de alegría y una buena opción para llevar la educación superior hacia sectores de población menos favorecidos, también constituye un llamado de atención en el sentido de valorar algunas situaciones que si no se atienden a tiempo, podrían llevar al fracaso tan importante iniciativa.

Se habla de 12 sedes en el interior del país (utilizando instalaciones del MINED) y 4 sedes en la UES, equipadas con tecnología de punta y excelente conectividad, según la noticia publicada en la página web de la Presidencia de la República. Las sedes brindarán apoyo los fines de semana y su función será dar el acompañamiento administrativo a los estudiantes, facilitar el contacto de estudiantes con sus tutores virtuales, las prácticas de laboratorio y atender a los estudiantes en sus evaluaciones presenciales. La intención de todo esto es que los estudiantes que por alguna razón no puedan asistir a la universidad a clases presenciales y durante la semana, tengan esta opción de apoyo en sus fines de semana. Según palabras del rector interino de la UES Lic. Luis Argueta Antillón, las evaluaciones tendrán que ser presenciales para garantizar la calidad del proceso de aprendizaje.

Para adecuar los planes de estudio, se ha contado con la asistencia de la Universidad Estatal a Distancia de Costa Rica, una universidad referente a nivel latinoamericano de este tipo de programas. Las carreras que se promoverán: Licenciaturas en Matemáticas, en Ciencias Naturales, en Inglés y en Informática Educativa.

A partir de 2017 las actuales carreras presenciales de: Ingeniería de Sistemas Informáticos, Ingeniería Industrial y Mercadeo Internacional, serán también desarrolladas en la modalidad en línea para diversificar la oferta académica y atender de mejor manera a la demanda.

Si este proyecto logra ejecutarse de acuerdo a lo señalado por el presidente significaría un triunfo muy importante para lograr una educación superior más inclusiva y que personas que por distintas razones no han podido iniciar o culminar su carrera puedan hacerlo ahora.

Por desgracia, el panorama que vislumbro no deja de ser incierto. Mi principal resquemor es la posibilidad de que dichos estudiantes, que apenas han logrado culminar su bachillerato, probablemente en condiciones extremas de marginación, pobreza y sumado a ello el tema de violencia por delincuencia y maras, no logren superar sus carencias en conocimiento tecnológico para dominar un aula virtual.

Otro de los obstáculos podrían ser las falsas expectativas que se están creando a raíz del lanzamiento de este proyecto. Con gran entusiasmo he escuchado comentarios de que la universidad en línea estará a disposición de todo aquel que posea un teléfono celular con la suficiente capacidad de navegación, es decir, cualquiera podría pensar que con sólo su teléfono celular, podrá graduarse de una carrera universitaria. Quienes atendemos aulas virtuales sabemos por experiencia lo terriblemente dañinos que son dichos teléfonos si no se utilizan de manera responsable y muy madura. Es tan fácil navegar y acceder a redes sociales que un estudiante bien puede pasarse un día completo colocando su estado de ánimo en el Facebook y olvidarse de la hora límite para alojar una tarea o una actividad importante. Y luego viene el mensaje angustiante con la frase dolorosa “Olvidé alojar mi tarea” o “El sistema se cerró cuando lo iba a hacer” o todas las frases imaginables para describir una ficción. La realidad es que se dedicó a indagar sobre las últimas noticias y memes de sus conocidos, que la tarea pasó a segundo plano.

Todo esto lo menciono porque en palabras del presidente “La Universidad en Línea está dirigida a jóvenes y adultos, hombres y mujeres, agricultores, artesanos, empleados, madres de familia, adultos mayores, a todos los bachilleres que se quedan fuera de la oferta universitaria”.

Como ya lo dije, me parece un proyecto maravilloso, pero ¿estamos listos para la universidad en línea?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s