Ganadores Juegos Florales 2015

Posted on

La Secretaría de Cultura de la Presidencia y la Comisión Nacional Organizadora de los Juegos Florales premiaron a los ganadores del concurso de literatura de la zona central, este 15 de diciembre, en el Teatro Nacional de San Salvador.

“Este certamen es una ventana para que los escritores participantes dejen ver parte de su creación literaria; también, sirve como parámetro para que visualicen el avance que tiene en los diferentes géneros literarios”, dijo el Director nacional de Artes, Augusto Crespín.

Según el maestro Crespín, en esta zona—central— se convocaron los géneros de cuento, poesía, novela corta y narrativa. Certamen que cerró con un total de 80 obras, la cuales fueron canalizadas a través de las Casas de la Cultura para el Desarrollo de la Convivencia y del Buen Vivir, ubicadas en Cojutepeque, Chalatenango, Sensuntepeque, San Salvador y San Vicente.

Por el uso adecuado de la técnica narrativa y la unidad en el manejo de la estructura temática, el jurado de los XVI Juegos Florales de Chalatenango en el género de Cuento, integrado por José Luis Escamilla, Mario Pleitez y Lorena Juárez, le otorgaron el premio único y nacional a David Alejandro Córdova Menéndez, por su obra “Siete”.

Juegos_Florales_02Por tercera ocasión, David Córdova—de 22 años— gana los Juegos Florales en este género, que lo legitima como Gran Maestre en Cuento. En el año 2012, ganó con su obra “Repertorio” (Sonsonate) y, en el 2013, con “Urbe carente” (Santa Tecla).

“Este premio es un compromiso muy grande, y es como mi sueño más salvaje; además, este galardón es el símbolo de la reivindicación de una generación de escritores jóvenes que sí creemos en la literatura como único y último método de redención. No somos Mario Rojas—rememorando el plagio 2012—”, dijo el Gran Maestre Córdova.

Agregó: “Estoy muy agradecido con la vida por su ritmo indescifrable. Por permitirme vivir este momento junto a todas las personas que amo y admiro”.

El premio único de los XXVIII Juegos Florales de Cojutepeque en el género de Novela Corta, fue concedido al joven Andreas Javier Portillo Argueta—21 años—, por su obra “Paraíso”. El jurado calificador, compuesto por Ricardo Hernández Pereira, Amparo Marroquín Parducci y William Alfaro, eligió la obra como ganadora debido a la limpieza del lenguaje, una buena estructura narrativa, y un estilo ágil y directo.

“Estos jóvenes me recuerdan a Roque Dalton, a Manlio Argueta y Roberto Armijo, quienes en esta misma edad ganaron los Juegos Florales allá por 1956. Eran los jóvenes intelectuales de la época, ávidos por explorar el mundo de las letras, universo de la prosa que les permitió crecer y consagrase como los intelectuales de El Salvador, y como los mejores poetas, dramaturgos y novelistas a nivel latinoamericano”, expuso el maestro Crespín.

Por el carácter contestatario en el texto, poseer valiosa información para una expresión artística de la cual poco se ha escrito y ser fuente de vivencia y testimonio emblemático, el jurado de los XII Juegos Florales de San Salvador en el género de Testimonio, integrado por Gustavo Pineda, Rafael Ochoa y Eric Doradea, otorgó este reconocimiento a Mauricio Hernández Yanes, por su obra “Recuerdos del circo”.

Mauricio Hernández es hijo de Mauricio Bojórquez y María Teresa Yanes Moreira, conocidos como Don Pánfilo y Doña Terésfora, dos importantes comediantes de la historia salvadoreña.

Por la delineación adaptable del territorio poético a través de una estructura lógica interna del planteamiento de la obra, y por los ajuste a los recursos expresivos de acuerdo al texto, el jurado de los XX Juegos Florales de Sensuntepeque, género de Poesía, integrado por André Cruchaga, Alberto López Serrano y Lya Ayala, concedieron el premio al escritor Allan Armando Barrera Galdámez, por su obra “Fragmentos de insomnio”.

En este mismo género, el jurado de los XXIV Juegos Florales de San Vicente, integrado por Noé Lima, Marisol Briones y René Figueroa, le confieren el primer lugar a Lauri García Dueñas, por su obra “Espíritu”.

Los motivos y los criterios para elegir la obra de Lauri García Dueñas como ganadora fueron el buen manejo del lenguaje y riqueza en el recurso, el que mantiene el hilo narrativo, buena modulación, buen ritmo y uso de imágenes.

“Soy lenta para escribir, pero soy perfeccionista; trabajo mucho tiempo y hoy veo el fruto de ese esfuerzo. Quiero invitar a los jóvenes a que lean mucho, a que se involucren en los talleres literarios como la Casa del Escritor y a que confíen en su trabajo para que puedan participar en este certamen”, expresó García Dueñas.

Datos proporcionados por la Comisión Nacional Organizadora de los Juegos Florales registran 80 obras presentadas en esta tercera convocatoria 2015, de los cuales 21 manuscritos fueron presentados en Cuento (Chalatenango), 18 en Novela Corta (Cojutepeque), 7 en Testimonio (San Salvador) y 34 en poesía (Sensuntepeque y San Vicente).

La Comisión Nacional Organizadora de los Juegos Florales está integrada por Mario Noel Rodríguez, coordinador de Letras; Eric Lemus, de la Dirección de Publicaciones e Impresos, y César Pineda, de la Dirección Nacional de las Casas de la Cultura para el Desarrollo de la Convivencia y del Buen Vivir.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s