¿Hacia dónde va la Revista Cultura?

Posted on Actualizado enn

¿Qué se puede esperar de una institución cuyo nombre rima con sepultura? Son unos secultureros…

 

Tomado de: http://www.contracultura.com.sv/hacia-donde-va-la-revista-cultura

Comentario de Ricardo Roque Baldovinos sobre el más reciente número de la revista «Cultura».

Por Ricardo Roque Baldovinos (*)

San Salvador.- Me acaba de llegar el aviso de la última edición de la revista Cultura  n.o 113. Por el momento, lo único que puedo ver es su portada, donde aparece destacados un discurso del presidente de la República, una entrevista realizada al vicepresidente y un artículo del secretario de Cultura. Aclaro que no la he leído, porque no ha llegado a mis manos, pero de todas maneras me animo a escribir estas líneas porque no voy a comentar su contenido sino su formalidad, una formalidad que está siendo inaceptablemente violentada.

Desde su fundación en 1955, la revista Cultura ha sido una publicación estatal que ha tenido una trayectoria notable de difusión de ideas y creación artística. Entre sus directores se puede nombrar a Manuel Andino, Claudia Lars, Horacio Castellanos Moya o David Escobar Galindo. Yo tuve el honor de dirigirla entre 1997 y 2002. En ese tiempo se trabajó muy duro porque se mantuviera una tradición de ofrecer al público lector salvadoreño difusión y reflexión cultural de calidad e independiente del gobierno de turno. Los siguientes directores, Luis Alvarenga y Mauricio Orellana Suárez, siguieron con este compromiso con la calidad e independencia. No puedo salir ahora de mi asombro de ver la revista pervertida de lo que ha sido su identidad como institución cultural en este país.

RevCultura

Me indigna aún más saber que la publicación de una revista así deformada, se ha hecho sacrificando otra publicación de la Secretaría de Cultura, Identidades. Identidades es la revista de Ciencias Sociales y Humanidades que se coordina desde la Dirección Nacional de Investigaciones. Es una de las pocas publicaciones nacionales indexadas y que tiene un consejo de redacción independiente y de alto nivel académico. Tuve el honor de coordinar el dossier del número 7, «Estética y política: Modernización Cultural en El Salvador», correspondiente al segundo semestre de 2013. Sé que desde junio del año pasado, el número 8, que contiene un valioso dossier sobre las políticas culturales durante el régimen de Osorio, está entrampado en la Dirección de Publicaciones e Impresos (DPI). Actualmente está en preparación el número 9, pero no está claro si la revista verá en algún momento la luz del día. Me escandaliza todo esto porque me parece que pone en evidencia prioridades erradas de las personas a cargo de decidir las publicaciones de la Secretaría. En un país donde la industria editorial es precaria, es importante que la editorial estatal y las revistas culturales conserven su independencia y trabajen por difundir material creativo y de reflexión de calidad. Estas publicaciones le pertenecen al pueblo y no están para hacer propaganda de las autoridades de turno.

Aclaro que no me interesa hacer proselitismo político, ni hacer un juicio sobre el presente gobierno y sus autoridades de cultura. Opino sobre un hecho muy concreto y grave, que sienta un precedente nefasto. Conozco gente inteligente y bien intencionada tanto dentro de la secretaría de Cultura de la Presidencia y como dentro de la del FMLN. Confío en que corrijan el rumbo.

13 de enero de 2015.

(*) Catedrático e investigador de la Universidad Centroamericana (UCA)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s