¿Desde cuando los reyes son magos?

Posted on

Tomado de : http://cvc.cervantes.es/el_rinconete/anteriores/enero_13/04012013_01.htm

Material sujeto a ser retirado

Por Eva Llergo Ojalvo e Ignacio Ceballos Viro

Duerme,
el tiempo se hará historia
cuando lleguen los Reyes.

(Retablo de Navidad, Luis Rosales)

En realidad ni magos ni reyes… El evangelio de San Mateo es la única fuente bíblica que menciona el episodio de la Epifanía y se refiere solo a unos magos (en realidad, una inexacta traducción de ‘sabios’ o ‘astrólogos’) sin especificar su número, ni su nombre, aunque sí el número y el talante de los presentes que le entregaron al Niño: oro, incienso y mirra.

Nacido, pues, Jesús en Belén de Judá en los días del rey Herodes, llegaron del Oriente a Jerusalén unos magos diciendo: «¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer?» […] Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra.

(Evangelio de San Mateo, 2, 1-2, 11)

Pero, hasta donde sabemos, estos dones son también más simbólicos que realistas. La mirra en el Nuevo Testamento adquiere una connotación de muerte, por la propia mortalidad de Cristo; el oro es juzgado como imagen del reinado divino; y el incienso, símbolo de veneración a Dios, subraya a Jesús como Salvador. Así pues, los dones no están presentados al azar; subrayan la triple faceta de Cristo como humano, divino y rey:

BALTASAR

¿Cúmo podremos provar si es homne mortal,
o si es rei de terra o si celestrial?

MELCHIOR

¿Queredes bine saber cúmo lo sabremos?
Oro, mira i acenso a él ofreçeremos:
si fure rei de terra, el oro querá;
si fure omne mortal, la mira tomará;
si rei celestrial, estos dos dexará,
tomará el encenso que l’pertenecerá.

(Auto de los Reyes Magos, anónimo, siglo xii)

A lo largo de la historia al trío protagonista del rinconete de hoy se le han ido atribuyendo el resto de rasgos con los que hoy solemos identificarlos: sus nombres (aparecidos por primera vez en un friso de Rávena en el siglo vi), sus razas (las tres establecidas en la antigüedad: semitas, camitas y jafetitas), sus continentes (ídem de ídem: Asia, Europa y África) y sus edades (las tres edades del hombre: juventud, madurez y vejez). Los magos/sabios bíblicos mudaron a reyes con la interpretación de algunos padres de la Iglesia, como Tertuliano, y desde la alta Edad Media este ha sido prácticamente su rasgo más característico:

Las estrellas fulguraban en el cielo y la pedrería de las coronas reales fulguraba en sus frentes. Una brisa suave hacía flamear sus recamados mantos. El de Gaspar era de púrpura de Corinto. El de Melchor era de púrpura de Tiro. El de Baltasar era de púrpura de Menfis… Los tres Reyes Magos cabalgaban en fila: Baltasar el egipcio iba delante, y su barba luenga, que descendía sobre el pecho, era a veces esparcida sobre los hombros.

(«La adoración de los Reyes» en Jardín Umbrío de Valle Inclán)

Aunque no deja de sorprendernos cómo todavía hoy la historia o la leyenda (lo que ustedes y Benedicto XVI prefieran) sigue viva y sigue mutando. Ahí tienen como ejemplo el entrañable «qué hubiera pasado si» en vez de reyes fueran reinas:

Baltasara

Eso, eso, dejemos al Niño
por lo menos,
sopitas de leche,
con pan y escabeche,
que el Niño que nace
verás lo que hace.

(Las tres reinas magas, Gloria Fuertes)

O el tristísimo recuerdo de los que son olvidados:

Por el cinco de enero,
cada enero ponía
mi calzado cabrero
a la ventana fría.
Y encontraban los días,
que derriban las puertas,
mis abarcas vacías,
mis abarcas desiertas.
[…]
Ningún rey coronado
tuvo pie, tuvo gana
para ver el calzado
de mi pobre ventana.
Toda gente de trono,
toda gente de botas
se rió con encono
de mis abarcas rotas.

(«Las abarcas desiertas», Miguel Hernández)

La historia está contada, pero queda mucho por inventar. Les proponemos algo más que una lectura para la noche del sábado. Piensen: ¿cómo serían los Reyes Magos del 6 de enero de 2013?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s