El AK-47

Posted on Actualizado enn

 

Se llama así por su inventor, Mijaíl Kaláshnikov, alternativamente se denomina AK-47, que significa Avtomat Kalashnikova o sea la automática de Kaláshnikov, más el año en que fue adoptada oficialmente por el Ejército Rojo de la Unión Soviética.

Esos datos los encontré en el libro “Gomorra” del italiano Roberto Saviano, al cual me referí hace tres semanas. Trata, como dije, de la Camorra, la mafia de Nápoles y sus alrededores, desde donde se ha extendido con un fabuloso imperio empresarial-criminal a toda Europa y a Estados Unidos. El autor menciona, entre otros datos, los siguientes:

Cuando el socialismo real estaba desmoronándose, los boss de la Camorra fueron a los países comunistas de Europa Oriental a tratar con sus tambaleantes gobiernos depósitos enteros de armas. Así las compraron baratas, en vez de adquirirlas a los precios del mercado negro. En los arsenales militares había, por supuesto, AK-47 en cualquier cantidad.

Los kaláshnikovs son ligeros, fáciles de usar y requieren solo un sencillo mantenimiento. Su fuerza reside en una munición intermedia: ni demasiado pequeña como la de los revólveres para no perder potencia de fuego; ni demasiado grande para evitar el retroceso, conservando manejabilidad y precisión. El mantenimiento y el montaje son tan sencillos, que un instructor militar se los enseñaba a los escolares de la Unión Soviética, en un tiempo medio de dos minutos.

El padre de la célebre metralleta la habría diseñado cuando, siendo un desconocido suboficial, estaba en un hospital convaleciendo de una herida de bala. El invento con el que deseaba volver invencibles a los soldados soviéticos lo hizo ascender hasta general y recibir ringleras de las más altas condecoraciones. Ya anciano, vivía en una “dacha” (las casas de campo de la Nomenklatura comunista) en un pueblecito de Ucrania el cual, para mantenerlo en secreto, las autoridades prohibieron que apareciera en los mapas; su pensión estatal era el equivalente de unos 500 dólares. En un exhibidor con vidrio blindado, conservaba el primer modelo de la metralleta, el prototipo a partir del cual se han fabricado unos 150 millones, en 18 variantes y 22 nuevos modelos.

Caído el comunismo, la casa del general era meta de peregrinaciones. Ciudadanos de todo el mundo, especialmente militares o ex guerrilleros, que a la mitológica arma le debían algo, hasta la vida, iban a rendirle homenaje y, si eran privilegiados, a visitarlo personalmente. Junto a su casa se había construido a propósito un hotel donde los viajeros se hospedaban esperándolo a que regresara de sus frecuentes viajes a infinitos lugares donde iba a dictar conferencias; o para esperar su turno de ser recibidos.

No existe nada en el mundo, orgánico o inorgánico, que haya matado tanta gente como el AK-47. Más que las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki, más que todos los terremotos de la historia, que el virus del sida, que la peste bubónica. Alfredo Nobel, inventor de la dinamita para trabajos de ingeniería u otros usos pacíficos, sentía remordimientos por el empleo destructivo que luego se le dio. Quizás por eso donó su fortuna, para recompensar con el famoso premio que lleva su nombre, a benefactores de la humanidad. Kaláshnikov jamás probó el arrepentimiento. Se sentía tranquilo, orgulloso de que su criatura sirviera a las causas, no importa cuáles, de su patria rusa.

Más de 50 países y centenares de grupos irregulares han adoptado el AK-47 como fusil de asalto. Ha sido el arma de libertadores, de tiranos, de héroes y de terroristas o narcotraficantes.

Escrito por Ivo Príamo Alvarenga
Miércoles, 22 diciembre 2010 00:00

Publicado originalmente en La Prensa Gráfica versión digital

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s