La Naranja Mecánica de Burgess, La Naranja Mecánica de Cruyff y La Naranja Mecánica de Walsh

Posted on Actualizado enn

EL LIBRO Y LA PELI

El Autor del Libro Anthony Burgess mencionó que el título se deriva de una vieja expresión cockney (As queer as a clockwork orange, que podría traducirse como “tan raro como una naranja de relojería”), pero descubrió que otras personas encontraban nuevas interpretaciones para el título. Por ejemplo, hubo gente que creyó ver referencias a un antropoide (más precisamente a un orangután, pues la palabra orang es de origen malayo) mecánico. Hubo rumores de que Burgess tuvo la intención de titular su libro originalmente como “A Clockwork Orang” y que tras una ultracorrección terminó con el título con el que lo conocemos hoy. En su ensayo “Clockwork oranges”, Burgess menciona que “este título sería ideal para una historia acerca de la aplicación de los principios pavlovianos o mecánicos a un organismo que, como una fruta, cuenta con color y dulzura”. El título alude a las respuestas condicionadas del protagonista a las sensaciones de maldad, respuestas que coartan su libre albedrío.

Otra versión es la que menciona que, siendo el título original de la película “A Clockwork Orange” (“orange” en inglés significa “naranja”), en verdad proviene de otra palabra: “ourang”, un vocablo de Malasia -donde el autor del libro, Anthony Burgess, vivió durante varios años.[cita requerida] Esta palabra tiene otro significado y es el de “persona”. De esta manera, el escritor hizo un juego de palabras y, realmente, lo que el título significa es “El hombre mecánico”, aludiendo al hecho de que una máquina puede programarse para desempeñar una tarea, pero siempre al costo de quitarle otra función. Esto se relaciona en el libro con la imposibilidad de Alex para provocar daño, al costo de su incapacidad para defenderse.

(Wikjipedia)

LA SELECCIÓN DE HOLANDA

La selección de Holanda, que actualmente dirige Bert van Marwijk, desde hace más de 30 años fue bautizada como La Orange o La Naranja Mecánica en el mundo de habla hispana.

Este sobrenombre se deriva del color característico de esta selección, y que fue adoptado en honor a la familia real de los Países Bajos: la Casa de Orange Nassau. En el siglo XIV, los Países Bajos pasan a formar parte de la casa de Borgoña y en el siglo XV de los Habsburgo, bajo el dominio del rey español Felipe II. Se considera al conde de Nassau, Guillermo de Orange, como el fundador de la Casa Real holandesa. En 1806, Holanda se incorporó al reino de Francia y en 1814, Guillermo I de Orange reastaruó la Monarquía.  A la vez la grandeza del fútbol de Holanda en los años 70´s coincide  con el aparecimiento de la Película “La Naranja Mecánica”, basada en el libro del mismo nombre de Anthony Burgess.

Pero fue hasta el Mundial de 1974, en Alemania, cuando La Orange se adjudicó el título de La Naranja Mecánica, gracias a unos comentaristas deportivos que quedaron asombrados por el estilo de juego (mecánico) que brindaba el cuadro dirigido por Rinus Michels y que contaba con su estrella Johan Cruyff. Los comentaristas calificaban de “futbol total” el estilo de juego holandés, que maravilló al mundo entero, debido a sus pases precisos y manejo de balón, y donde todo el equipo atacaba y defendía.

Los expertos deportivos de la época comparaban a la selección de Michels con una locomotora “mecánica” de color naranja, por su desempeño y velocidad al recorrer las vías de Holanda. Así, desde 1974 y durante 32 años, Holanda es conocida como La Naranja Mecánica. Holanda ha disputado dos finales de campeonatos mundiales, sin poder alzar la copa. En 1974 contra Alemania, y en 1978 contra Argentina. En ambas ocasiones perdió frente a los anfitriones.

Durante el mundial de Sudáfrica razones históricas como que Holanda fue colonizador de lo que ahora se conoce como Sudáfrica hacía pensar que “la naranja mecánica” se iba a convertir en un suceso futbolístico. La realidad fue otra, frente a la “armada invencible” los holandeses se dedicaron en el partido de la final del torneo a dar patadas a diestra e Iniesta, jugador que finalmente les anotó en tiempo de compensación desbaratando sus sueños. Los holandeses pasaron de Naranja Mecánica a ser  los Holandeses Errantes, siempre buscando un puerto donde atracar y condenados a recoger los cadáveres de los marinos muertos en alta mar ;  pero esa es otra película, otra obertura,  otra leyenda y otro mundial de fútbol.

LA CANCIÓN INFANTIL

¿Qué relación tienen los comics, las canciones infantiles y los cuentos  con otras manifestaciones del arte y la vida social?  A veces mucha, a veces ninguna. Pero hay tantas coincidencias que lo que en un primer momento parece un simple recurso infantil, después de un pequeño esfuerzo y análisis se nos revierte como una extraña revelación de verdades ocultas. Así Ariel Dorfman y Armand Mattelart nos dieron en la década del 70, su “Para leer al Pato Donald” en la que descubrían toda una serie de elementos capitalistas ocultos en las imágenes de Disney, identificando a Rico McPato con los millonarios yankees, a Donald con el hombre de la calle, a Tío Luis como la ciencia bajo el poder del capital, etc. Igual hay quienes sostienen que “Los Picapiedra” (The Flinstone) está cundida de referencias la Francmasonería (logias, machismo, antireligión, construcción, albañiles, sociedades secretas, etc.) E incluso hay quienes han encontrado en ciertos personajes de Disney la referencia a burlas de peligrosos dictadores como:  el Ayatollah Comeini y Jafar de Aladino o las referencias a dictadores locos sudamericanos y Cuzco ese rey Inca que se vuelve loco.   Ya no se diga los rumores de que el actual presidente de USA,  Barack Obama consiguió mucho de su simpatía al manipular una figura de la película los Invencibles: Frozono.

En fin también pueden ser casualidades,  pero por si no lo son aquí les dejo la canción del  Twist del Monoliso de María Elena Walsh que  a mí me parece que hace muchas referencias al libro y película la Naranja Mecánica. Una naranja que entrenan, una naranja que no aprende, un mono que quiere imponerse, una naranja que se vuelve loca a fuerza de tapioca. En fin óiganla y concluyan ustedes….y Saben,  saben lo que hizo el famoso monoliso….

Anuncios

2 comentarios sobre “La Naranja Mecánica de Burgess, La Naranja Mecánica de Cruyff y La Naranja Mecánica de Walsh

    diana orantes escribió:
    abril 29, 2011 en 8:34 am

    Lic esas comparaciones me parecen estupendas sobre todo la de los Picapiedras, a mi me encanta ver la caricatura y habia notado que se parece a las sociedades de hoy pero no sabia que nombre era el mas apropiado. MASONERIA, ese era y ahora me ha quedado mas claro, ah por supuesto que lo de Obama me mato de la risa.

    Me gusta

    Ana escribió:
    abril 5, 2011 en 9:24 pm

    Lic. esa comparación es correcta, muy de acuerdo son que se parece a la historia d ela naranja mecánica, en el cambio obligatorio, la locura, el robo, etc. La naranjita representa a Alex y el mono a lo que queríancambiarlo, no sé si el robo se refiere a la rpivación de libertad que se da hacia Alex.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s