Mi hermano “Bolita”

Posted on Actualizado enn

Mi amado hermano Ernesto,

un amigo que me ha regalado la vida.

Neto vino a la familia Apurascachas, entre la guerra con Honduras y la guerra con nosotros mismos.  Alma gemela de mi hermana Yhoshabeth, se crio como Ivonne, Sandra  y yo, entre chistes, funciones de circo, pintura de payaso y la desbórdante creatividad humorística de mi padre y el inmenso amor del corazón de mi madre.

Mi casa, gracias a la vocación de  mi madre María Teresa por los demás  (Doña Terésfora) siempre estaba llena de gente. Así Neto conoció magos, bailarines, acróbatas, músicos y todo tipo de gente dedicada a la escena.

En el año 80, uno de los más duros de la represión militar, y por una pura casualidad, nos tocaba dar una función en el Circo Dimensión 77, el circo del Sindicato de Artistas Circenses de El Salvador. Por pura casualidad, digo,  la función la daríamos estrictamente la familia: Neto  y Yoshabeth que hacían  un numero musical, mis padres con la comicidad de sus personajes Pánfilo y Doña Terésfora y yo que anunciaba el espectáculo y hacía fonomímicas cómicas; el resto lo pondría la función normal del circo.  Pero la vida nos tenía preparada una sorpresa.  A la altura del balneario Los Chorros, un Jeep  se estrelló de frente contra nuestro viejo  Plymouth Velvedere. Era manejado por un ebrio que acusó a mi padre de provocar el accidente. Este borracho infeliz, era familiar de alguien en el gobierno de los militares en turno y nosotros solo éramos una familia… a puras cachas.

El resultado fue fatal. Mi hermana Yosi murió cuarenta días después del accidente. Mi madre se rompió un brazo y una pierna, Neto se rompió una pierna, yo quedé con la mandíbula fracturada y mi padre resultó con la pierna izquierda destrozada, con graves lesiones en el rostro…. y con el corazón roto por completo. Un golpe de mala suerte nos borró la sonrisa.

Forzado a esta dolorosa y prolongada recuperación y con el apoyo de  Fredi Cárcamo (Prontito) mis padres lograron hacer casi de la caridad pública la primera carpa del Circo Yhoshabeth.

De un año  para otro teníamos un circo. Neto a sus 8 años empezó a pintarse de payaso y a entrar de relleno con los otros payasos del circo.Luego aprendió a tocar la batería y luego se hizo un payaso  grande y gordo… Bolita.

Su debut en TV fue en un especial de Canal 2  en una navidad en la que yo salía del Genio Abracadabra (¡Qué pena!) y Neto era un payasito travieso llamado Bolita, con nosotros  trabajaba  Estrellita y el gran amigo Jorge León como Santa.  Por aquellos días Neto se hacía llamar Gorrita o Tico Tico pero Doña Patricia Buitrago  de Calvo al verlo gordo lo bautizó… Bolita

Luego trabajó al lado de Regina Cañas, La “Tía Bubu” hasta que una intriga de camerino y esas ponzoñas propias de la farándula lo obligaron a abandonar la troupe del programa.

Esta fue la etapa de madurez de Neto Bolita en la TV nacional, fueron días de ventura.

Pero la fama esa diosa traicionera en cuanto te sonríe te echa al abandono.  Mientras estuvo con la Tía Bubu, Bolita compartió el escenario con grandes estrellas de la TV nacional e internacional.

A la muerte de mi madre Neto se convirtió también en Tereforito y le hacia el partener a mi padre pero la pareja estaba irremdiablemente rota. Neto acompañó a Pánfilo hasta que la enfermedad que actualmente padece mi padre le impidió  seguir sobre las tablas y lo mandó a una silla de ruedas

En el pasado   5º Congreso de Payasos,  estuve muy cerca de mi hermano. Vuelvo a darle desde este sencillo espacio mi más profundo gradecimiento al Maestro Lecolín, un payaso Mexicano con un corazón enorme que logró devolverle la esperanza a mi hermano.

Lecolín de México, Bolita, Mauricio Yanes, Cacharrito y Chispín de México.

Es uno de esos encuentros que uno tiene con personas a las que nunca imagina conocer pero que significan un antes y un despuñes , un hito de partida en un momento determinado de este extraño y surrealista camino llamado vida.  Ahí pudimos ver no solo como ha pasado el tiempo, sino lo hermoso de esta herencia que nos dejan nuestros viejos.

Herencia que Bolita ha logrado proyectar a su hija Pamela “Manzanita”. Una graciosa morena de ojos verdes, con el “salero”  de Doña Terésfora y la gracia puntillosa y oportuna de su abuelo Pánfilo.

Un abrazo mi querido hermano… Neto.

 

Anuncios

Un comentario sobre “Mi hermano “Bolita”

    carlos escribió:
    octubre 28, 2010 en 12:37 am

    Hey lic me tome el tiempo de ver todas sus publicaciones, no conocia mucho de ud pero con todo lo que tiene pues me ha dejado escribiendo con la quijada (boca abierta) BYE

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s