Los Fantasmas de Funes

Posted on Actualizado enn

De derechas, izquierdas, radios, sitios web y perspectivas.

La conducta política y el concepto de lealtad que maneja Mauricio Funes debe ser justificado y aclarado ante todos.

Hace algunos días el escritor Geovany Galeas publicó un artículo titulado “El Dilema del FMLN” , mismo que me llamó mucho la atención. En un primer momento pensé que se iba a referir a asuntos de fondo como las obvias diferencias entre la dirigencia del FMLN y el ejecutivo o sobre la falta de coherencia en la escogitación del Secretario de Cultura (ya lleva dos en menos de 3 meses) y su repercusión en las protestas de calle de sus empleados, o que hablaba  sobre los despidos de el Presidente de la Asociación Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), Francisco Gómez; a la Presidenta del Instituto Salvadoreño de Transformación Agraria (ISTA), Carla Albanés; al Presidente de la Lotería Nacional de Beneficencia (LNB), Juan Pablo Durán y al Titular de la Superintendencia General de Electricidad y Comunicaciones (Siget), Tomás Campos.

Pensé que se iba a referir a las inconsistencias sobre la forma de entregar el DUI, lo de que sí se presenta la partida de nacimiento o si no se presenta, y que ahora ya no vence en el 2015 aunque así diga el documento.

Creí que se tocaba  los problemas de las tarifas telefónicas; o la crisis financiera y de cómo el Señor Cáceres, gordo como John Bull, la está enfrentando, en fin pensé que Geovany iba a analizar eso y mucho más pero no.

Lo que hace Geovany Galeas en su exposición es analizar un problema de desencantos, resentimientos y temores sobre el apoyo de ciertos medios que durante el proceso de campaña colaboró con el FMLN y sus posibles repercusiones a largo plazo.

Y es que lo que Geovany destaca con su pluma siempre afilada, es una serie de inconsistencias entre lo que se dice y lo que se hace en el gobierno de Funes, pero sobre todo entre lo que se esperaba y lo que está sucediendo.

Pues bien, Geovany se refiere a Radio Mi Gente, una radio que enfiló su apoyo durante la campaña y que ahora parece haber recibido el desprecio por ciertas críticas al gobierno de Funes y a algunos de sus funcionarios. Cito a Galeas en parte del artículo:

“El pastor evangélico William Chamagua compró una radioemisora y la puso al servicio del FMLN. Convirtió sus sermones en incendiarias arengas revolucionarias, y durante la pasada campaña electoral recorrió palmo a palmo el país pidiendo el voto para Mauricio Funes.

Sus prédicas, que fusionan las reminiscencias heroicas y sacrificiales de la lucha guerrillera con el mesianismo cristiano y la utopía comunista, prendió muy pronto en las bases más radicales de la izquierda y entre los sectores empobrecidos y olvidados de las zonas rurales.

Al parecer, tanto la radio como el pastor fueron piezas claves en la victoria de la izquierda. Lo lógico entonces es que una y otro resultaran favorecidos de algún modo por el nuevo gobierno. Pero no ha sido así. Por el contrario, luego de un penoso periodo de asfixia financiera ahora ambos están al borde de la quiebra.” (http://www.laprensagrafica.com/opinion/editorial/104226-un-dilema-para-el-fmln.html)

Vamos por partes. Radio mi gente no es la única “traicionada”  con una falta de apoyo del gobierno lo mismo le pasó a un sitio web llamado “Mauricio Funes TV”  (http://www.mauriciofunestv.com/) cuya historia es muy similar. Este sitio mantenía todas las noticias y novedades de la campaña de Funes, con la promesa (?) de un apoyo a dicho sitio y de que se convertiría en el medio “oficial” del nuevo gobierno. A la hora de los “quihuboles” como todos los gobiernos se siguen usando los canales convencionales para manejar la imagen del gobierno y del presidente.

En mi opinión ambos casos no son más que la reacción de dos (de muchos que debe haber) que se quedaron esperando un apoyo quizá no firmado sino  tácito, por el esfuerzo desarrollado en la campaña. La verdad es otra, muy distante y muy dolorosa. Los huesos ya están repartidos y quienes lo lograron ya la hicieron, los demás, amigos o enemigos de Funes,  han sido tan solo “útiles” en la campaña y la patria se los agradecerá.

Por otro lado mi gente ha hecho eco en estos últimos días a las declaraciones de Dagoberto Gutiérrez, quien ha manifestado en ese medio y en su página: “Ahora bien el gobierno de Mauricio es un gobierno de derechas, y Mauricio es un, un político de derechas, entonces, hay un conflicto y hay, y hay una situación de sufrimiento”, expresó ayer en la entrevista de Canal 12. (http://migenteinforma.org/gutierrez-gobierno-de-funes-es-derecha/) . Pero ¿será que el Maestro Gutiérrez engrosa la lista de los que hicieron campaña en espera de promesas? Lo curioso es que esto es dado a conocer en La Prensa Gráfica del martes 13 de abril, pero una vez más en letras de Geovany Galeas quien agrega que el FMLN puede estar caminando hacia la irrelevancia política, ante el estilo de gobierno de Mauricio Funes.

O simplemente es que la habilidad política de Dagoberto le permite saber que este es el mejor momento para volver por sus fueros a la palestra política ondeando la bandera de un nuevo partido de izquierda? (http://www.laprensagrafica.com/opinion/editorial/109477–iel-fmln-hacia-la-irrelevancia.html)

Creo que son exageraciones el decir que Mauricio es de derecha como decir que el FMLN puede caer en la irrelevancia. Lo que si no es exagerado que dos tanques de pensamiento como el Maestro Gutiérrez y Galeas ocupen sus espacios para hacer este tipo de llamados.

Este aspecto de cierta soberbia presidencial también es tocado por el periódico digital Contrapunto quien satíricamente se atreve a comparar a Luis XIV de Francia con Mauricio Funes por eso de El Rey Mauricio XIV: el Estado soy yo


Afortunadamente todas las inconsistencias anteriores, aun (espero) pueden ser superadas por el gobierno de Funes, y las críticas no van dirigidas a un cambio de gobierno que congele empresas, que intervenga bancos, que amenace las inversiones y las remesas y en fin todos los fantasmas que la derecha sacaba a relucir en la campaña de R. Avila. Y esperemos que eso no suceda por que eso si podría generar auténticas críticas que podrían ser un foco de atención sobre un mal rumbo de país.

En fin parece que Mauricio Funes tiene una tarea muy grande y de alta puntuación en el promedio anual de notas: aplacar las críticas contra su forma “muy propia” de gobernar. Para esto debe romper el hermetismo y darnos una explicación de cada una de estas decepciones (y muchas otras que aquí no se comentan) sobre las expectativas que se habían creado sobre este gobierno. Es necesario ya y el tiempo lo exige.  O es que estamos en ese oscuro periodo que se llama la Dictadura del Proletariado en el que los nuevos dirigentes sueltan sus ideas y sus enconos contra todo aquel que se les oponga o se les haya opuesto en el pasado. O peor aún quizás se haya perdido la bitácora y más  que Luis XIV, se esté pareciendo a Robespierre, en todo caso ambos terminaron bajo la hoja afilada del Dr. Guillot, que puede caer en las próximas elecciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s